Noticias

Bienvenido a la presencia de la Unión de Columbia de los Adventistas del Séptimo Día en el internet. Desde nuestra sede en Columbia, Md., trabajamos para avanzar y ejecutar la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el centro de los Estados Unidos--preparar a un pueblo para el pronto regreso de Cristo.
 
En esta página compartimos historias emocionantes de cómo Dios está obrando en las iglesias hispano hablantes. ¡Necesitamos su ayuda en mantener actualizada esta página! Le invitamos a enviarnos sus historias y noticias en inglés y español a Visitor@columbiaunion.net.  
Bookmark and Share

Artículo especial de Visitor: Un lugar propio
Adorar a Dios en spanglish, hace a Dios accesible y real para los jóvenes latinos

Historia por Sylvia García Urrutia; Fotos por Al Peasley
Publicado 8/7/2012


Los líderes del programa Awakening de la Iglesia de Mount Vernon han descubierto que teniendo programaciones en Ingles, atrae más jóvenes Hispanos.
“¡Bienvenida! ¡Nos alegra que hayas venido!”, me saluda sonriente una jovencita de unos quince años de edad cuando cruzo la puerta. Viste jeans y una camisa polo negra que lleva el logotipo del evento bordado en la manga derecha. Sin perder tiempo me da un abrazo, mientras que a su lado, un joven vestido de igual manera, extiende su mano. “Pasa adelante y toma asiento, si así lo deseas. We also have snacks, if you want [Si quieres, también tenemos bocadillos]”, me dice, señalando una mesa cercana dispuesta con refrigerios.
 
Le doy las gracias a la pareja y entro en un salón un tanto largo, con hileras de sillas dirigidas hacia un pequeño escenario. Unas cuantas luces en el piso dirigen la atención hacia un rótulo negro que luce el nombre del evento: Awakening [despertar]. El lugar tiene la apariencia de un café, con luces tenues y las conversaciones que vienen de pequeños grupos de jóvenes que toman refrescos y comen galletitas. Casi todos hablan inglés, pero puedo escuchar algunas palabras en español. Es el conocido spanglish, que ellos, al igual que yo, nos hemos acostumbrado a hablar con los amigos. De inmediato eso me hace pensar en que de alguna manera el idioma nos une. No porque hablemos inglés fluido o porque luchemos por hablar español así de bien, sino en que compartimos la misma posición de estar entre los dos idiomas. 
 
Tomo unos bocadillos y busco un lugar para sentarme. El programa empieza en seguida y los integrantes del grupo de alabanza ocupan sus banquillos en el escenario. Uno de los jóvenes toma una guitarra y empieza a tocar, mientras que un grupo de jovencitas dirigen cantos bien conocidos, como Every Move I Make ["cada paso que doy"] y Jesus, Lover of My Soul , ["Jesús, amante de mi alma"]. La adoración se siente sincera y reverente.
 
Al terminar la música, el micrófono queda disponible para quien desee participar. Una joven alaba a Dios interpretando una canción cristiana contemporánea que me hace meditar en silencio. Un joven comparte un poema acerca de la obra de Dios en su vida y el gozo me inunda.  El programa termina con una historia corta sobre “God’s love [el amor de Dios]”,  y luego un testimonio y un devocional.
 
Al salir, sé que he experimentado algo especial. Este es un lugar en donde el idioma no importa, pero que es la mismísima razón por la que muchos de nosotros llegamos aquí.
 
Awakening [despertar], un concepto innovador
Este oasis para gente joven empezó en la primavera pasada. Víctor y Brenda Martínez, para ese tiempo líderes juveniles de la iglesia Mount Vernon Spanish en Alexandria, Va., de Potomac Conference, se acercaron a sus líderes con la propuesta de un nuevo tipo de experiencia de adoración. Reconociendo que sus miembros jóvenes estaban teniendo dificultades para guardar el sábado, ellos querían ofrecerles un programa centrado en Dios para los viernes de noche. Mientras el grupo intercambiaba ideas, llegaron a la conclusión de que Dios es creador y por lo tanto merece una adoración creativa.
 
Los líderes se dispusieron a elaborar un programa que involucrara a los jóvenes y que los animara a aportar creativamente. El equipo decidió que lo que debían hacer en su iglesia hispana local era una extensión en inglés.  Así que lanzaron Awakening [despertar]. 
 
“En el primer programa tuvimos más jóvenes de los que esperábamos”, recuerda Víctor, mencionando que la asistencia normal de cualquier sábado en la iglesia Mount Rainier Spanish es de no más de cincuenta. "¡Llegaron casi setenta jóvenes, algunos de ellos amigos de nuestros jóvenes que no asisten a ninguna iglesia!”, nos cuenta.  El servicio continúa creciendo y actualmente reportan una asistencia regular de ciento veinte. De hecho, han crecido tanto que recientemente tuvieron que buscar un salón más grande. 
 
La participación de quienes asisten a Awakening también ha ido en aumento, y los jóvenes se sienten tan bien de pasar al frente que, según nos cuenta el líder juvenil de Mount Rainier, Daniel Cruz de diecinueve años de edad, "¡Ya no nos queda suficiente tiempo para todos los que desean participar!" Los participantes testifican a través de la música, poesía o cualquier otra forma de alabanza que deseen. Lo que más nos anima es que muchos de los jóvenes que antes no participaban en la iglesia ahora se sienten suficientemente cómodos como para dirigir o compartir.
 
Víctor cree que el presentar a Dios de una manera creativa y única ha sido la mayor atracción, pero también el “tener el programa en inglés está funcionando porque ese es el idioma en el que una gran parte de nuestros jóvenes hablan con Dios, es el idioma en el que oran", y agrega que “es el idioma que sus amigos prefieren”.


 
Atrapados "en el medio"
Una investigación reciente de Pew Hispanic Center* acerca de jóvenes latinos en los Estados Unidos de Norteamérica, revela sorprendentes estadísticas que nos ayudan a explicar el por qué un servicio en inglés, no solamente es innovador, sino que llegará a ser necesario para alcanzar a los jóvenes hispanos. La investigación muestra que los hispanos son el más grande y más joven de los grupos minoritarios en los Estados Unidos. Es aproximadamente "entre los dieciséis y veinticuatro años de edad cuando (los jóvenes hispanos) navegan las intrincadas y porosas fronteras entre las dos culturas en las que viven, la norteamericana y latinoamericana", indica la investigación.  Aunque solamente quince años atrás, la mayoría de los inmigrantes latinos jóvenes hablaban principalmente español, eso ya no es así. Hoy por hoy, dos terceras partes de los jóvenes hispanos en los Estados Unidos nacieron en este país.
 
Para los jóvenes hispanos nacidos en el extranjero, el español es considerado su idioma principal. Pero la brecha del idioma se extiende entre los jóvenes de segunda y tercera generación. De acuerdo a la investigación de Pew Hispanic Center, a partir de la segunda generación el predominio del inglés aumenta rápidamente a un cuarenta y cuatro por ciento de la población, un cincuenta y cuatro por ciento son bilingües y solamente el dos por ciento hablan principalmente español". Para la tercera generación el ochenta por ciento hablan principalmente inglés, quince por ciento dicen ser bilingües y el restante cinco por ciento dicen que el español es su idioma principal.
 
“Básicamente en la escuela hablamos sólo inglés... y la mayoría de los padres saben poco inglés, por lo que no practicamos el español", dice Paola Sorto, una joven de la iglesia Germantown Spanish en Md. de Potomac Conference . “¡Los Sábados, durante el culto divino, los predicadores...usan palabras que no entiendo!”
 
A pesar de su lucha por la comunicación, estos jóvenes no desean perder lo que les fue legado. De acuerdo a la investigación del Pew Hispanic Center, el setenta y dos por ciento de los jóvenes hispano hablantes se consideran a sí mismos como hispanos, latinos o reclaman el país de origen de su familia. Todavía quieren estar asociados con sus raíces culturales; simplemente deben ser alcanzados en un idioma diferente.
 
El valor del cambio
Programas pioneros, como Awakening están encendiendo una vez más a los jóvenes por Cristo. Los jóvenes hispanos que han perdido el interés en la iglesia o que habían dejado de asistir por completo, están asistiendo a los servicios en spanglish. Otros de ellos están trayendo a sus amigos que no asisten a una iglesia, y los que antes no participaban se están convirtiendo en líderes.
 
Existen otras historias de éxito. A principios de este año la iglesia Germantown Spanish empezó una iglesia bilingüe para jóvenes que se reúne una vez al mes. Paola Sorto dice que esos servicios le edifican más espiritualmente.
 
David Flores, el director del nuevo servicio bilingüe, que se reúne semanalmente en la iglesia de Potomac Conference, Wheaton Spanish, en Wheaton, Md. nos cuenta que muchos de los adolescentes que habían dejado la iglesia, han vuelto otra vez. Dice que también ha notado más reverencia durante los servicios, lo que él cree es  resultado de que ahora entienden el mensaje, y que por lo tanto, se distraen menos. 
 
Otra iglesia de Potomac Conference, Vienna Spanish, en Vienna, Va., es anfitriona de un programa semanal de recepción de sábado [vespers] en inglés, llamado SRS (Stop, Revive, Survive) [detente, reavívate, sobrevive]. “La diferencia que hemos visto es que ha aumentado el interés de los jóvenes en la Biblia y las cosas de la iglesia. Y no hay indicios de que a corto plazo, vaya a terminarse", nos dice Jaime Barboza, uno de los directores del programa. 
 
Alberto Balio, pastor de la compañía Reading Shalom Hispanic, se emociona al contarnos cuán entusiasmados e interesados en evangelizar se han vuelto los jóvenes en esta iglesia de Pennsylvania Conference en Reading, desde que empezaron su programa bilingüe el año pasado. “Una de las jóvenes de la iglesia empezó a asistir cada sábado a nuestro servicio en inglés y pronto trajo consigo a un amigo que no asistía a ninguna iglesia. En el proceso, él aceptó a Cristo y durante el pasado mes de abril muchos jóvenes, ¡incluyendo la joven y su amigo, fueron bautizados!”
 
Más allá del spanglish
Aunque los programas en inglés para los jóvenes hispanos están surgiendo en toda Columbia Union, esta tendencia se está filtrando a otras culturas. Por ejemplo: Ray Valenzuela, pastor de jóvenes de la iglesia Baltimore Korean, de Chesapeake Conference, en Baltimore, conduce un servicio para jóvenes, en inglés, cada semana. "Uno de los puntos a favor de los servicios en inglés, es que son llevados a cabo por los jóvenes, así que hay más jóvenes involucrados", nos comenta.  “Creo que si los servicios fueran en coreano, muchos de los jóvenes no podrían entender nada".
 
Con el desarrollo de los ministerios juveniles multilingües, nos queda claro que el emocionante cambio que se está dando en los miembros jóvenes de los programas pioneros como Awakening son el anticipo de más cambios decisivos que necesitan darse.  “Cuando nuestras iglesias creen programas que animen a los jóvenes a adorar a Dios y a hablarle en el idioma que escojan, hará a Dios más accesible y real", son las palabras de Rubén Ramos, asistente del presidente para los ministerios multilingües de Columbia Union Conference. “Estos programas no sólo ayudan a los jóvenes a abrir sus corazones entre sí, sino también a Dios y eso debe ser nuestro principal interés".
 
Haga clic aquí si desea ver el vídeo de los servicios de adoración en spanglish.
 
Sylvia García Urrutia escribe desde Potomac, Md.
 
* “Between Two Worlds—How Young Latinos Come of Age in America”, 11 de diciembre de 2009, [entre dos mundoscómo crecen los jóvenes latinos en los Estados Unidos de Norteamérica], Pew Hispanic Center (pewhispanic.org)


NORMAS Y PÓLITICA PARA LOS COMENTARIOS: Columbia Union Visitor fomenta la conversación de calidad e invita sus comentarios. Todos los comentarios están sujetos a aprobación. Por favor limite sus comentarios a quinientas palabras o menos.

Únase al diálogo:

There are no comments.

Anonymous