Noticias

Bienvenido a la presencia de la Unión de Columbia de los Adventistas del Séptimo Día en el internet. Desde nuestra sede en Columbia, Md., trabajamos para avanzar y ejecutar la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el centro de los Estados Unidos--preparar a un pueblo para el pronto regreso de Cristo.
 
En esta página compartimos historias emocionantes de cómo Dios está obrando en las iglesias hispano hablantes. ¡Necesitamos su ayuda en mantener actualizada esta página! Le invitamos a enviarnos sus historias y noticias en inglés y español a Visitor@columbiaunion.net.  
Bookmark and Share

En los negocios de su Padre
La pastora Tara VinCross y su ejército de jóvenes cubren Filadelfia con el amor de Cristo

Historia por Samantha Blake
Publicada el 10/3/2012

Uno podría decir que Tara VinCross se ha convertido en una maestra del ministerio. En solamente cuatro años Dios la ha usado para reclutar a unos cien evangelistas en ciernes, quienes ya han testificado en más de 245,000 hogares en la quinta ciudad más grande de los Estados Unidos. VinCross y su ejército de jóvenes obreros continúan cubriendo a Filadelfia con el evangelio a través de dos ministerios evangelísticos de la iglesia Chestnut Hill: El desafío juvenil de Pensilvania y REACH. ¿Su misión? Compartir el mensaje de esperanza de Cristo con los que no lo conocen.
 
Uno podría decir también que VinCross es un tanto rara—una adulta joven que ministra como la única pastora principal en una congregación grande de la Pennsylvania Conference. Pero por extraordinaria que parezca, ella no duda en dar la gloria a Dios, y luego de una rápida observación, es evidente que esos ministerios están cimentados en una humilde pero determinada aspiración de cumplir con la gran comisión evangélica.
 
Desde que tomó la dirección de la iglesia Chestnut Hill, en el 2007, el objetivo principal de VinCross ha sido el de proveer un "centro de influencia en donde las personas puedan ponerse en contacto con el evangelio". Para lograr esto, ella ha reunido los talentos y la energía de los jóvenes creyentes.
 
“Cuando los jóvenes toman la oportunidad de compartir a Jesús de una forma real y tangible, es simplemente inspirador el escucharles decir: "Dios úsame", nos cuenta. Y ella sabe, porque ella comparte su propia historia de amor con Cristo al enseñar a los jóvenes evangelistas.
 
La atracción de Dios a un corazón joven
 
VinCross no fue criada en el adventismo del séptimo día, pero cuando llegó el momento de elegir una escuela preparatoria, su madre le recomendó Auburn Adventist Academy en el área de Seattle, Wash. “Alguien se había ofrecido para pagarle su último año en la academia adventista. Esta persona había tenido una buena experiencia allí y quería que yo también la tuviera", explica VinCross.
 
Durante su estancia allí, VinCross se dio cuenta rápidamente que compartía el salón de clases con jóvenes que habían crecido escuchando las mismas historias de la Biblia y la mismas enseñanzas de la iglesia. Aunque la información le parecía nueva y emocionante, también parecía aburrida. Ella recuerda una vez cuando en su clase de Biblia se sintió completamente como pez fuera del agua. “Todos hablaban del Sábado, y yo me preguntaba, ¿de qué están hablando?” Su curiosidad la motivó a aprender más y su fe creció.
 

Reciba más—Vea el vídeo acerca del Desafío Juvenil de Pensilvania y conozca a algunos de los adultos jóvenes que están cubriendo Filadelfia con el amor de Cristo. También, vea las entrevistas con ellos en vimeo.com/paconference.

Durante el mes de marzo, en su primer año de escuela, Dios puso a trabajar la fe reciente de VinCross. Lo que Dios le invitó a hacer después, cambió el curso de su vida. Unos reclutadores visitaron la escuela en busca de estudiantes que quisieran participar en un programa de evangelismo de verano. VinCross no sabía mucho de eso, pero cuando todos sus amigos llenaban sus solicitudes, ella se sintió animada a involucrarse. Mientras llenaba su solicitud, ella recuerda haber tropezado con una pregunta: "¿Cuándo y cómo se hizo usted adventista?"  Sin ambages ella respondió: “No soy todavía, pero creo en Jesucristo y creo que Él me está conduciendo hacia este programa”.
Se enteró que el Desafío Juvenil del Noroeste era un programa de evangelismo por medio de literatura. Su solicitud fue aceptada y se fue de casa durante el verano para que Dios la usara, pero no tenía idea de lo que sucedería.
 
Durante la primera reunión de domingo, Cindy Tutsch, directora del programa, anunció: “¡Muchachos, esta noche ustedes estarán presentando un seminario de Apocalipsis!”
 
VinCross se preguntaba cómo haría eso sin el conocimiento. ¿Cómo la usaría Dios? Pero la pastora Tusch la tomó bajo sus alas y estudiaron y oraron juntas.
 
“Pronto se hizo evidente que Tara, aun siendo una joven adolescente, tenía una pasión tal por Jesús y un corazón dispuesto para el evangelismo”, recuerda Tutsch, quien es ahora una directora asociada del Patrimonio Elena de White en Silver Spring, Md. “Creo que aquellos que son puestos en posiciones de responsabilidad están obligados a reconocer los talentos de los jóvenes, y hacer todo lo que pueden para guiarlos y brindarles oportunidades de liderazgo”.
 
VinCross pasó el verano haciendo evangelismo a través de literatura y dando seminarios de Apocalipsis. Al seguir estudiando la Biblia, no pudo ignorar la obra de Dios. “Solamente sentía ese llamado de Dios de entregarle mi vida y ser bautizada”, recuerda. Se entregó, pero no terminó allí, regresó a Auburn Adventist Academy y se convirtió en una capellana estudiante, predicando sermones, orando con otros y dirigiendo el evangelismo.
 


Haciéndolo a otros

 
Ahora, once años más tarde, como pastora de tiempo completo y directora del programa, VinCross se esfuerza en impactar de igual manera a sus jóvenes aprendices, esperando que ellos también desarrollen adoración por Cristo y amor por el ministerio. Ella les ayuda en el trayecto de su vida espiritual a través de los ministerios REACH (Restoration Empowerment Action Community Hope) [restauración, capacitación, acción, comunidad, esperanza] y Desafío Juvenil de Pensilvania (PYC, por sus siglas en inglés). A través de ambos, ella espera que su equipo pueda tener impacto en los siete millones de residentes de Filadelfia. Siendo que una buena cantidad de áreas de la ciudad no tiene iglesias, muchas personas no tienen acceso a la Palabra de Dios.
 
A través del programa de cuatro años de PYC, VinCross, quien tiene un Master en Divinidades del Seminario Teológico Adventista del Séptimo Día de la Universidad de Andrews (Mich.), equipa y capacita a los participantes para pasar nueve semanas yendo de puerta en puerta compartiendo libros cristianos. Sus esfuerzos les dan una invaluable experiencia, además de dinero para su colegiatura y becas, pero hay más que eso.
 
“Algunas veces somos la única Biblia que las personas van a leer”, dice Maile Hoffman (en la fotografía), una participante de PYC graduada recientemente de Blue Mountain Academy en Hamburg, Pa. El verano pasado, ella y otros treinta adultos jóvenes entregaron más de seis mil doscientos libros religiosos y oraron con trece mil quinientos individuos, haciendo que el evangelismo por medio de la literatura parezca fácil.
 
La pastora VinCross recuerda una de las experiencias: “Una miembro del equipo se encontró con un hombre ateo. Ella hablaba con él, compartiendo a Jesús, cuando él le dice: “No puedo creer que usted haga esto. Usted me ha tratado con mucho respeto.”
 
La joven evangelista contestó: “Señor, usted me invitó a pasar a su casa, usted me dio agua y me permitió compartir mi fe con usted. Aunque usted no conoce a Cristo, usted me está mostrando el carácter de Cristo”.
 
El hombre respondió: “Por la forma en la que usted me ha tratado, y por el respeto que se merece, voy a leer uno de sus libros”.
 
VinCross dice que esos son los tipos de interacciones que la inspiran. “No es solo saber qué es lo que los cristianos creen; es que los jóvenes han aceptado a Jesús y lo que Él hizo por el mundo. El ministerio impacta la forma en la que estos jóvenes viven su vida”.
 
Siguiendo el ejemplo de Cristo
 

Por medio del programa REACH, que empezó en abril del 2011, VinCross busca iniciar iglesias comunitarias en las áreas metropolitanas de Filadelfia, para que gente pueda ponerse en contacto con la influencia del evangelio. VinCross le da hospedaje y entrenamiento a líderes adultos jóvenes en un internado de dos años, equipándolos para que se enfoquen en la misión y el discipulado en sus comunidades.
 
“Sentí una gran impresión de establecer casas ministeriales”, nos explica VinCross. “Es encarnándose al vivir en donde está la gente. Es un principio de ministerio de sanidad. Cristo se mezclaba con ellos, luego los invitaba: “Síganme”. Él no se dirigía hacia alguien que no conocía y le decía sígueme, sino que primero estaba allí mismo con ellos”.
 
Seis adultos jóvenes internos se encuentran actualmente en dos casas ministeriales y juntos ayudan con el programa de una nueva iglesia en un área de la ciudad llamada White Oak Lane. Nick Snell, un pastor asistente de PYC e interno de tiempo completo de REACH, nos cuenta que la congregación regularmente tiene una asistencia de unas cuarenta personas. Y en menos de un año, los internos de REACH han presenciado a ocho personas unirse a la iglesia adventista por medio del bautismo o por profesión de fe.
 
“REACH me ha empujado”, dice Snell. “Me ha abierto los ojos para ver la necesidad (de todos) de escuchar el evangelio. (Las personas) están en todas partes y Dios necesita alcanzarlas. La única cosa que evita que esto suceda es nuestra disposición. REACH me ha ayudado a crecer en la espiritualidad práctica”.
 
Empezando el evangelismo en la casa
 
Aparte de sus programas de evangelismo para jóvenes, VinCross también supervisa más de una docena de ministerios en la iglesia Chestnut Hill, ubicada en el distrito Center City de Filadelfia. Una orden de Elena G. White para que los cristianos alcancen las ciudades inició sus esfuerzos allí. VinCross dice que la forzó a dar un paso atrás y a observar su congregación. “Desde 1948 que la membresía de la iglesia permanecía igual, hasta hace tres años”, nos dice. “Nos estaba yendo muy bien en el mantenimiento de nuestra membresía, pero realmente no habíamos visto nada de crecimiento de la manera en que debíamos”.
 
VinCross le preguntó a su junta de iglesia: “¿Qué vamos a hacer para alcanzar a todas esas personas que Dios puso en nuestra área?” Luego, los desafió diciendo: “Para hacer un verdadero impacto, será necesario algo diferente de lo que hemos hecho… durante los últimos cincuenta años”.
 

PYC  en cifras
 
100—Número aproximado de participantes a la fecha.
20,921—Número de libros entregados.
36,563—Número de oraciones compartidas.
245,000—Número aproximado de hogares visitados.

Dios puso a VinCross y su congregación a trabajar, y han visto su congregación florecer. “Es algo hermoso”, dice VinCross con un destello en su mirada. “Hemos visto tantas personas bautizadas. Recuerdo que la secretaria de iglesia vino a verme una vez diciendo, -‘¡Nunca había firmado tantos certificados bautismales antes!’”
 
VinCross cree que el crecimiento se debe en primer lugar a que hay más miembros dando estudios bíblicos. Porque la congregación se le ha unido en la obra del evangelismo, “puedo tener a miembros de iglesia en el agua conmigo porque cada uno de ellos está conduciendo a otros a Cristo”, nos comenta. Prestamente le recuerda a otros que “lo que está sucediendo en Filadelfia es un testimonio de la grandeza y poder de Dios en completar la misión de Cristo”.
 
Por sobre todo, lo que inspira a VinCross a continuar en el ministerio es el “valiente liderazgo y el deseo de mantenerse firme en compartir el amor de Cristo con otros”, nos dice. Ella disfruta trabajar con aquellos que están comprometidos en llevar adelante la misión, una cualidad que ella ve mayormente en sus incipientes evangelistas jóvenes.
 
Samantha Blake, una estudiante de Andrews University (Mich.), escribió este artículo mientras hacía su internado en el Visitor.

 

NORMAS Y PÓLITICA PARA LOS COMENTARIOS: Columbia Union Visitor fomenta la conversación de calidad e invita sus comentarios. Todos los comentarios están sujetos a aprobación. Por favor limite sus comentarios a quinientas palabras o menos.

Únase al diálogo:

There are no comments.

Anonymous