Noticias

Bienvenido a la presencia de la Unión de Columbia de los Adventistas del Séptimo Día en el internet. Desde nuestra sede en Columbia, Md., trabajamos para avanzar y ejecutar la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el centro de los Estados Unidos--preparar a un pueblo para el pronto regreso de Cristo.
 
En esta página compartimos historias emocionantes de cómo Dios está obrando en las iglesias hispano hablantes. ¡Necesitamos su ayuda en mantener actualizada esta página! Le invitamos a enviarnos sus historias y noticias en inglés y español a Visitor@columbiaunion.net.  
Bookmark and Share

La pequeña Parksley hispana atrae a trescientas personas a un servicio de evangelismo

Historia por Taashi Rowe; Fotos por Rubén Ramos
Publicada el 2 de febrero de 2012


Anibal LHansell, pastor de la compañía hispana de Parksley bautizando.

La compañía hispana de Parksley en la Asociación de Chesapeake,  está localizada en un pequeño pueblo rural a medio camino de Eastern Shore of Virginia. La congregación tiene unos veinte feligreses. ¿Cómo es entonces que esta congregación logró atraer a trescientas personas a un servicio donde habló el reconocido Alejandro Bullón? “La oración y la amistad”, dijo Anibal LHansell, el pastor de la iglesia.

“Uno de los desafíos que tenemos en mi distrito es que está al más extremo sur de la Asociación, y la iglesia hispana más cercana a Parksley está a más de hora y media de distancia”, dijo LHansell. “Así que era un poco difícil que otra iglesia hispana o distrito trabajara con nosotros”.

Aún así, en preparación para el servicio, LHansell le encargó a cada uno de sus feligreses que entregarán una tarjeta de oración a por lo menos diez personas. Por medio de estas tarjetas, la iglesia planificó establecer amistades con doscientas personas. Estas tarjetas expresaban a los posibles amigos, que los feligreses hispanos de Parksley estarían orando por ellos tres veces al día. La feligresía visitó a sus nuevos amigos semanalmente, y luego reponían las tarjetas. Las tarjetas, que no mencionaban estudios bíblicos, a veces incluían palabras de ánimo o versículos de la Biblia y un recordatorio de que el destinatario estaba en la lista de oración de la iglesia.

Cuando llegó el momento de que Bullón visitara el área, la feligresía invitó a sus nuevos amigos a asistir al servicio. “No teníamos idea de qué esperar, pero estábamos emocionados porque un evangelista llegaría a nuestra pequeña iglesia”, recuerda Lhansell. “Salimos con fe e invitamos, y preparamos cena para después del servicio. Hicimos provisión para ciento cincuenta personas”.

Esa noche, veintenas de personas llegaron al auditorio. “Sentimos que Dios se movió de una manera milagrosa. Él ‘partió el Mar Rojo’”, dijo el Pastor LHansell, su voz aún matizada con emoción.

“Esto es lo más impresionante que he visto jamás”, compartió Rubén Ramos, asistente al presidente de la Unión de Columbia para los Ministerios Multilingües. Ramos, que asistió al servicio, dijo que fue inspirado profundamente por la manera en que “la feligresía trabajó maravillosamente con la comunidad”.

Cuatro personas se bautizaron esa noche. Hoy, veintidós personas están estudiando la Biblia, doce de las cuales ya han decidido bautizarse. La feligresía espera que treinta personas se unan a la iglesia este año, y más que duplicar su feligresía. ¿Por qué no? Después de ver la manera poderosa en que Dios obró, “no hay duda alguna que con Dios todas las cosas son posibles”, dijo el Pastor LHansell, citando de Mateo 19:26


El evangelista Alejandro Bullón hace un llamamiento a los asistentes a  aceptar a Jesús como su Salvador. 


Unas trescientas personas, más de diez veces el número de la feligresía hispana de Parksley, asistió al servicio de evangelismo.